Blogia
CIUDADAN@S CABREAD@S, denunciando al sistema.

LA HERENCIA FRAGA PLANEA SOBRE EL GOBIERNO GALLEGO.

Artículo publicado en "EL PAÍS" que pone al descubierto la manipulación realizada por el "honesto" ex-presidente Sr. Fraga favoreciendo directamente a su amigo Tojeiro, pero que también explica la postura actual del PSOE, del PP y del BNG (que tanto monta...) manteniendo la construcción de la planta de REGANOSA a pesar de constituir una amenaza muy seria para la seguridad ciudadana de toda la comarca de Ferrol y su riqueza natural.

La Xunta de Fraga garantizó en un pacto secreto la rentabilidad de Reganosa.

El Gobierno del PP se comprometió en el acuerdo a agilizar permisos y estudiar ayudas

SONIA VIZOSO - Santiago - 27/04/2007
 
   Enviar
El anterior gobierno de la Xunta firmó un pacto secreto con el Grupo Tojeiro, Fenosa, Endesa, Caixa Galicia y la argelina Sonatrach para garantizar la rentabilidad de la planta de gas de Ferrol. El convenio, que contiene una cláusula de confidencialidad, fue rubricado por Manuel Fraga y los máximos responsables de estas empresas el 20 de julio de 2000. Obliga a la Xunta a agilizar los permisos para la regasificadora, a estudiar "con el máximo interés" la concesión de subvenciones y a intervenir para hacer rentable la instalación en caso de que surgieran complicaciones.

El compromiso de la Xunta del PP con la planta de gas que se ultima en el interior de la ría de Ferrol fue más allá del 10% de participación en Reganosa, la empresa promotora de la instalación. El ex presidente del Gobierno gallego, Manuel Fraga, firmó un acuerdo secreto con las empresas privadas que impulsaron el proyecto en el que se comprometió a garantizar su rentabilidad. "Si la evolución de la actividad de la empresa se viese afectada por circunstancias externas que redujesen sustancialmente la rentabilidad estándar del proyecto, por parte de la Xunta de Galicia se analizarán los mecanismos adecuados para mantener su viabilidad económica", recoge el acuerdo sobre la regasificadora, que según el bipartito comenzará a funcionar este año.

El pacto fija la ubicación de la planta en Mugardos, en los terrenos del Grupo Tojeiro en el interior de la ría de Ferrol en los que se ha construido. El polémico emplazamiento, al que se opusieron desde un principio el PSOE, el BNG y colectivos ciudadanos con argumentos medioambientales y de seguridad, se eligió por razones económicas. "Desde el punto de vista técnico", señala el convenio, "el emplazamiento de Mugardos exige una menor inversión que otras posibles localizaciones, ofreciendo más garantías de operatividad". La construcción de la factoría en la parcela propiedad del Grupo Tojeiro propiciará la circulación de buques metaneros cargados de gas licuado en el interior de la ensenada ferrolana.

El documento recoge los compromisos del Grupo Tojeiro, Endesa y Fenosa a consumir un mínimo del gas natural que se trate en la planta y el de Sonatrach, compañía pública argelina, a garantizar el suministro de esta fuente de energía "en condiciones de mercado aceptables". Los firmantes del convenio, incluida la Administración autonómica, acordaron "mantener la necesaria confidencialidad sobre el mismo" y no divulgar su contenido.

El acuerdo entre la Xunta y las empresas implicadas en la construcción de la planta de gas en el interior de la ría de Ferrol establece también plazos previstos de ejecución y algunas características de las entonces futuras instalaciones y estos fueron los únicos datos del convenio que en su día hizo públicos el Gobierno de Fraga. En aquel momento, los promotores del proyecto se proponían poner en funcionamiento la regasificadora en 2004, aunque no lo consiguiero


Reganosa aseguró ayer que, aunque la Xunta se comprometió en el acuerdo de 2000 a estudiar la concesión de subvenciones, el proyecto "no ha percibido un solo euro". Un portavoz de la compañía participada por la Xunta defendió el proceso de tramitación de las instalaciones y subrayó que "no hay proyecto más auditado por las administraciones que éste".

Críticas

Para el Comité de Emerxencia da Ría de Ferrol, la plataforma ciudadana que se opone a ubicar la planta de gas en la ría, cree que el convenio "explica la celeridad con la que la Xunta ha realizado gestiones favorables a Reganosa, entre ellas la falsa tramitación ambiental aprobada en junio de 2001 que ha sido anulada por dos sentencias del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia".

El comité critica que el Gobierno gallego descartase con un pacto secreto la ubicación de la regasificadora en el puerto exterior de cabo Prioriño, un emplazamiento que ellos consideran más seguro. La plataforma sostiene que el "padrinazgo" de Fraga con el proyecto cuestiona su tramitación y "niega el Estado de Derecho".

El Ministerio de Industria se ha comprometido a aumentar las inversiones para conectar Galicia a la red nacional de gaseoductos. El primer metanero entrará en la planta, según Reganosa, en mayo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres