Blogia
CIUDADAN@S CABREAD@S, denunciando al sistema.

TODOS LOS GALLEGOS DEBEREMOS UNIRNOS CONTRA LA PLANTA DE REGANOSA Y LOS QUE LA PERMITEN. ¡¡¡ BÓTALOS!!!

El Pais 28 de Abril 

La Xunta no ve obligaciones jurídicas en el pacto secreto de Fraga sobre Reganosa

El ex presidente firmó el acuerdo con las empresas sin pasar por el Consello de la Xunta

S. VIZOSO / L. BUSTABAD - Santiago / Ferrol - 28/04/2007

El pacto secreto que el ex presidente Manuel Fraga firmó en 2000 con empresas privadas para acelerar los permisos y garantizar la rentabilidad de la planta de gas de Ferrol no supone una "obligación jurídica" para el bipartito. Un informe de la asesoría jurídica de la Administración autonómica concluye que el convenio contiene "recomendaciones sobre líneas de actuación y estudio de posibles ayudas" que Fraga no sometió a aprobación en el Consello da Xunta. Los letrados admiten que "no es normal" que un acuerdo del Gobierno contenga una cláusula de confidencialidad.

Fraga se comprometió en un acuerdo confidencial con los máximos responsables del Grupo Tojeiro, Endesa, Fenosa, Caixa Galicia y la argelina Sonatrach a tramitar "con la máxima celeridad" los permisos para la planta de gas, a estudiar subvenciones y a "analizar los mecanismos adecuados para mantener su viabilidad económica".La asesoría jurídica de la Xunta considera que este convenio, que consta en los registros de la Consellería de Economía, no contiene "obligaciones de rango jurídico" para el bipartito. "No supone en ningún caso que la Xunta tenga que conceder ayudas para mantener la rentabilidad del proyecto", sostienen los letrados en el informe, "sino un compromiso para estudiar si sería o no factible que pudiesen llegar a concederse en ese hipotético caso". Fuentes del Gobierno gallego aseguran que la Xunta nunca ha otorgado subvenciones a la regasificadora en la que participa accionarialmente.Para la asesoría jurídica, el convenio, que fija la ubicación de la planta en el interior de la ría por razones de rentabilidad, es un "protocolo de intenciones" que, aunque "está vigente", puede ser denunciado por la Administración autonómica en cualquier momento. Los letrados de la Xunta admiten que "no es normal ni habitual" que un acuerdo del Gobierno tenga una cláusula de confidencialidad como la del pacto que suscribió Fraga en 2000."Ni confirmo ni desmiento ese acuerdo", señaló ayer el conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio. El ex responsable de este departamento en la Xunta de Fraga, José Antonio Orza, eludió referirse al pacto, al igual que el grupo parlamentario del PP. El alcalde de Mugardos, el municipio donde se asienta Reganosa, dice desconocer su existencia. Xosé Fernández Barcia (BNG) defiende que la instalación es "estratégica", aunque admite que la ubicación no es la adecuada. "Pero era el proyecto que había para Galicia", alega.Por otra parte, un vertido de "espuma blanca" del tamaño de un "campo de fútbol" según los mariscadores de Ferrol, generó ayer alarma en el dique de la planta en construcción. Varios mariscadores se desplazaron hasta la regasificadora para pedir "explicaciones" por el suceso. Fuentes de la compañía aseguraron que el derrame se trata de agua "batida y oxigenada", sin agentes químicos añadidos.La policía portuaria levantó acta del vertido y se lo comunicó a la Consellería de Medio Ambiente. Los mariscadores desconfían de Reganosa y amenazan con regresar el lunes a la planta para abordar el dique y bloquear el paso de los metaneros cuando empiece a funcionar. "No tienen derecho a actuar como actúan", afirman. 

La Razón 28 de Abril

http://www.larazon.es/noticias/noti_aut5895.htm

Mugardos pierde gas en la batalla de la ría

La Xunta da el visto bueno a la apertura de la planta en la ría de Ferrol a pesar de las denuncias de los vecinos, que consideran que una avería en la instalación sería peor que 50 bombas de Hiroshima

Francisco Rodríguez

 MADRID- El Gobierno gallego echó por tierra ayer las ilusiones de los vecinos de Mugardos, que todavía tenían la esperanza de que Reganosa no obtuviera los permisos necesarios para su apertura. Las consellerías de Industria y Economía garantizaron ayer que la planta regasificadora cumple con «todos los requisitos» para empezar a funcionar «en las próximas semanas».
   «Si se pone a funcionar, indudablemente, es que tienen los permisos, de otra manera no podría iniciar la actividad», aseguró tajante Fernando Blanco, titular de Industria, quien, de todos modos, aclaró que este tipo de informes favorables no sólo dependen de la Administración gallega, sino de la estatal, en concreto del Ministerio de Industria, «que tiene que dar su licencia y permiso». Por lo tanto, insistió en que la consellería «entiende que cumple todos los requisitos», informa Ep.
   Esto ha supuesto un duro golpe para los vecinos, agrupados en el Comité Ciudadano de Emergencia, formado por más de 60 asociaciones, que a pesar del jarro de agua fría de ayer seguirán intentando demostrar la ilegalidad de la regasificadora y el peligro que supone para la ría.
   Precisamente el miércoles, hicieron públicos unos documentos en los que se demostraba que el ex presidente de la Xunta firmó en julio de 2000 un «pacto secreto» que permitía al Gobierno regional «deshacerse» de la regasificadora.
   Denuncia anónima
   Así, el coordinador de la plataforma, Carmelo Teixeiro, indicó que un convenio de colaboración llegó a sus manos por vía «anónima», y afirmó que este documento -que cuenta con una cláusula de confidencialidad- ofrece «respuestas» a por qué la Xunta «se empecinaba en meter» Reganosa en la ría, así como a las «trampas e informes falsos que vulneran la legislación medioambiental». Según apuntó, la Xunta acordó participar con un 10% de capital de Reganosa, obtener permisos y licencias de esta administración «o de otras», «asegurar» la viabilidad económica en el caso de que existiesen problemas de rentabilidad y «facilitar» ayudas públicas. Por ello, señaló que la Xunta realizó una «falsa» tramitación ambiental aprobada en junio de 2001 y anulada por dos sentencias del TXSG.
   Éstas son las únicas dos sentencias que ha ganado el Comité Ciudadano. Carlos Lareo, miembro del comité y enfermero del 061, explicó que han recurrido a todas las instancias posibles. «Nos hemos puesto en contacto con los ministerios de Industria y de Medio Ambiente, hemos enviado varios correos a Don Juan Carlos, pero no hemos conseguido nada. El problema es que todos los grupos políticos están de acuerdo con la planta y no podemos hacer nada». En cuanto a la vía judicial, comentó que «hemos tenido mala suerte porque el BNG denunció la construcción de la regasificadora, pero cuando llegó a la Xunta la retiró». «Narbona también dijo que era impensable que la planta se situara dentro de la ría, pero cuando fue nombrada ministra se olvidó del caso. En otra ocasión, teníamos el caso ganado y Reganosa tenía que dejar la zona como estaba y marcharse a otro lugar pero Tribunalia, un bufete cercano al PSOE, dejó morir el caso al no entregar la documentación en los plazos establecidos», explicó.
   Nuevas denuncias
   Pero ni Carlos ni sus compañeros han perdido la esperanza y seguirán manifestándose en contra de la regasificadora de Mugardos y denunciando todas las irregularidades que detecten: «Cada vez que entre un barco lo pondremos en conocimiento del Gobierno y de la UE, porque incumple la normativa».
   «Cuando haya una persona con poder político o mediático o un juez independiente que nos haga caso esto va a causar muchos problemas. Ahora ha sido un funcionario de la Xunta el que ha filtrado los documentos sobre el pacto de Fraga porque no está de acuerdo con lo que está pasando, pero necesitamos que alguien con suficiente poder nos haga caso e investigue la situación. Aquí va a pasar como en Marbella y cuando salte el escándalo todo el mundo dirá que ya sabía lo que estaba pasando».
 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jaime -

30 de septiembre todos a Ferrol
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres