Blogia

CIUDADAN@S CABREAD@S, denunciando al sistema.

Memoria y desmemoria de la transición

 

Daniel Lebrato

MEMORIA Y DESMEMORIA DE LA TRANSICIÓN
LAS DOS ESPAÑAS

Leo en Luis García Montero que “Antonio Machado no escribió sus famosos versos (una de las dos Españas / ha de helarte el corazón) para referirse a la derecha y a la izquierda, sino a los turnos de los partidos de la Restauración, a las dos Españas monárquicas de los conservadores y liberales”. Anoto al margen: se non è vero è ben trovato, está bien hallado: la teoría de las dos Españas, tan útil cuando ansiábamos una España distinta, mesiánica, con el tiempo y la democracia se ha vuelto una idea más peligrosa que un alacrán en un zapato.

Dos Españas como dos madres ante el juicio de Salomón: una tendría mucho que ganar con que hubiera otra a quien echarle la culpa. Entre la negra y la blanca, entre la azul y la roja, entre el clavel y la espada, se ha ido enredando (enredandó como en el muro la hiedrá) un rey que se postula para arbitrar y poner paz entre las dos Españas, y que nos dejó tirados la larga noche del 23-F mientras su majestad dudaba entre Constitución o generales golpistas.

La teoría de las dos Españas alimenta el tópico nacional. Tópico es: Psoe y Pp, todos los políticos sois iguales; condenar lo que sea, venga de donde venga; y equiparar del tirón todos los ismos de nuestro pasado reciente: nazismo, estalinismo o castrismo. Este centrismo coloca al topicante demócrata en el justo medio, donde le han dicho que está la virtud, y queda él, tan majo y tan buenón, que te dan ganas de comértelo a besos.

Habría que decir al buenón de turno que las atrocidades de la historia moderna (postnapoleónica) echan raíz en los ejércitos y en las patrias, en Estados buenos y enemigos malos a quienes, respetando Convención de Ginebra y Derechos Humanos, se puede exterminar; que los campos nazis y estalinistas deberían llevar al horrorizado a militar en las ideas y que, para ser coherente, tendría que estar en contra de cárceles y sistemas de privación de libertad, alérgico a las ferreterías que venden alambres de espino, y en contra de la guerra como método para resolver conflictos entre naciones o pueblos.

Habría que decirle que, si hay dos Españas, una lleva siglos haciendo historia; otra, tal vez ha levantado el puño o preguntado si se puede. Por otra España entiendo la de los santos inocentes: servil, mal educada, mal vestida, inculta, lujuriosa, medio deforme y faltita de todo. Lo que nadie podrá decir es que esa España de santos inocentes ha traído la crisis o nos ha llevado a Afganistán. Hay una clase que no ha podido hacer mal la historia, porque no la ha protagonizado. Medirse con otros machos de taberna, sí lo han hecho: es parte de una intrahistoria que incluye el fanatismo por el fútbol o por las tías buenas y maltratar a la que llaman la parienta. El espejo de esta España inferior es aquella otra que ora y embiste cuando se digna usar de la cabeza.

Cuando nuestro buenón se digna y pontifica sobre las dos Españas de república y guerra civil (sintagma precocinado), el buenón se está comiendo la demografía de cada bando, sus razones para la paz y para la guerra y el futuro que hubiera traído la victoria de una u otra España. La quema de iglesias, los abusos, fusilamientos y violaciones en el lado republicano, sólo se metabolizan en un pensamiento superior y militante. Lo que no cuadra es tan buena vista para ver de lejos las viejas fechorías y tan poca vista para no ver el mapa de los horrores de ahora mismo. Supongamos las minas antipersona made in Spain.


 

Una historia que es memoria

La llamada transición española marcó el paso de la dictadura a la democracia y es resultado de una serie de reformas, acuerdos y pactos que tuvieron lugar entre diciembre de 1976 y diciembre de 1978. Protagonistas fueron, por parte progresista, la izquierda social-radical del Pce y la izquierda social-demócrata y liberal del Psoe; y, por parte conservadora, la extrema derecha de Manuel Fraga (Ap-Pp) y el centro derecha de la Ucd más los partidos moderados vasco y catalán, al fondo el rey Juan Carlos y la unidad de España, la bandera y el ejército. Hitos de la transición: Amnistía, Pactos de la Moncloa y Constitución.

Entre amnistías y pactos, quedó blindada la Constitución de 1978 que cerraba un régimen, el franquismo, y dejaba otro atado y bien atado: esta democracia. Pactos y Constitución marcaban la España que iba a ser pero también la que no iba a ser: no sería España republicana ni federal, algo que la Constitución dejaba a la posteridad a precios políticamente prohibitivos.

Además de un Gobierno homologable por países aliados, la clase política española se daba a sí misma una salida y una historia: una historia que fuera la Historia y una salida a personas concretas que pareciera una solución para todos.

La Historia se reescribió así: Tema República y Guerra Civil (de esta manera se asocia la Segunda República con tiros y disturbios desde el mismo momento de su proclamación en 1930). En 1936 lo que hubo fue el estallido de un conflicto latente entre las dos Españas, estallido que se veía venir y que la república atrajo como la torre al rayo. La guerra civil (llamémosla guerra cuanto antes) fue guerra y no golpe de Estado, para lo cual tienen ustedes que pasar por alto un día incómodo, el 16 de julio de 1936, y los días que precedieron y siguieron a aquella fecha. Tienen ustedes que pasar de puntillas por la ‘cuenta de la vieja’ de Franco y de sus compinches: el pronunciamiento, el baño de sangre, la toma del poder y el reparto del nuevo Estado. Todo eso habrá que reducirlo a un mal necesario, por ejemplo: es que la república iba fatal, es que la convivencia estaba muy deteriorada, era el giro comunista del Frente Popular. La cuestión será hacer olvidar que, comunista o no, el Frente Popular fue un Gobierno legítimo salido de una legítimas elecciones.

[Dicen que cada español aficionado al fútbol lleva dentro un seleccionador nacional y un once ideal con el que la selección ganaría todos los partidos. Aquí igual: frente al lenguaje secamente estadístico que preside la democracia, “quien gana, manda”, en la república tenía que mandar no quien había ganado (el Frente Popular), sino quienes tenían y tienen en la cabeza los ‘seleccionadores’ de la patria. La legitimidad democrática se la pasaron los golpistas por la culata como los demócratas se la pasan por las novelas de Javier Cercas.]

Una vez puesto a enfriar el pronunciamiento de Franco, la historiografía oficial fue aliñando otras fechas: la ‘guerra’ se habría iniciado en Asturias en octubre del 34, o el día que mataron a Calvo Sotelo, 13 de julio del 36, de modo que el uno de abril de 1939, último parte de guerra del general Franco, a su modo empezaba, si no la paz, la posguerra y, de la posguerra, a la reconciliación nacional y, de ahí, a la flamante Constitución.

No imaginaban que los derechos civiles, de personas tomadas de una en una, iban a sacar adelante una ley como la Ley de la Memoria Histórica.


 

Memoria que es historia

Si el golpe llegó a guerra civil no fue porque hubiera dos Españas sino porque la España golpista se vio sorprendida por la resistencia al golpe de la España pacífica, que fue la que hizo fracasar el pronunciamiento. En justicia universal, a los golpistas se les juzga por sus intenciones y por los golpes realmente dados a personas, familias o a instituciones. Si la guerra es el fracaso del golpismo y, a más guerra, más derramamiento de sangre, ¿a quién habría que juzgar con mayor motivo, a Franco o a Pinochet?, ¿al franquismo o la dictadura argentina?

La ley de amnistía (mejor: la amnesia) valía para gente como Santiago Carrillo (a quien la derecha reprochaba una matanza en Paracuellos del Jarama), como valía para culpables del régimen o de haber traído el régimen: golpistas y militares, funcionarios y particulares. Cuatro de las cinco partes firmantes del Pacto de la Moncloa, se dice pronto, tenían las manos manchadas de sangre (de verdad o de mala prensa): el Gobierno del Movimiento, la monarquía continuista, Fraga el de “la calle es mía” y Carrillo.

A aquella transición tan cortita, democráticamente hablando, le venía de perlas la doble presión de estar entre la espada del ejército golpista y la pared de los atentados de Eta. Y, la verdad, hubo un 28 de febrero de 1981. Hoy en 2010 el Gobierno promete la “salida policial” al terrorismo y ya no hay golpistas en el ejército. Si reconocemos las presiones de los poderes fácticos en el 75-81 y si justificamos lo injustificable en nombre del realismo político en aquellos años oscuros, ¿por qué en estos años claros se sigue santificando una Constitución conseguida bajo presiones, que es como decir bajo tortura? El caso más claro es la reforma de la ley electoral, que no costaría nada. Pues tampoco. Psoe y Pp se han dado cuenta de que el bipartidismo funciona, han descubierto que ellos son las dos Españas. Una cámara excesivamente fragmentada daría gobiernos inestables, dice el Psoe (no Izquierda Unida), y no parece oportuno cambiar la ley electoral. Como el Concordato con la Iglesia: “para otro día”.

Mientras la fábula de la modélica transición española corría entre nosotros y se hacía rosa con doña Letizia y libro de texto con la asignatura de ciudadanía, Argentina y Chile demostraban que no pasaba nada por sentar en el banquillo a golpistas y torturadores. Paralelamente, la disgregación de la antigua Unión Soviética no ha destrozado el mundo, sino dado independencia a países o naciones. (Ésa es otra que se ha comido el quinteto de la Moncloa: el derecho de autodeterminación de los pueblos. Ese derecho solucionaría pacíficamente la cuestión vasca o catalana, y haría más fácil el gran tema del que nadie quiere hablar: la descolonización de Ceuta y de Melilla, la puesta bajo control de España de Gibraltar, autónoma o federal, pero de España.)

Mundo al revés: juicios a Garzón y a la voluntad de Cataluña expresada en referéndum. Los demócratas que idolatran la Constitución responden que “en democracia”, y bajo “el imperio de la ley”, estamos a lo que dictaminen los jueces del Supremo y del Constitucional, que eligen los de siempre.

Ni tontos ni marxistas, querrán que digamos: amén.

 

Daniel Lebrato, 5 del 5 de 2010

MEMORIA Y DESMEMORIA DE LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA
APÉNDICE DE FECHAS

1969 Franco nombra heredero al príncipe Juan Carlos

1975.20.11 muere Franco

1976.28.07 Concordato entre España y la Santa Sede

1976.30.07 primera ley de amnistía

1976.15.12 se aprueba en referéndum la Ley para la Reforma Política

1977.09.04 legalizado el PCE

1977.15.06 elecciones generales: gana la UCD de Adolfo Suárez

1977.15.10 segunda ley de amnistía

1977.25.10 Pactos de la Moncloa: firma del pacto económico, dos días después

1977.27.10 firma del pacto político, que Fraga no ve “oportuno ni efectivo”

1978.06.12 se aprueba en referéndum la Constitución, ratificada por las Cortes

1978.27.12 las Cortes aprueban la Constitución, que fija el Senado y la ley electoral

1979.01.03 elecciones generales: gana la UCD de Adolfo Suárez

1982.28.10 elecciones generales: gana el PSOE de Felipe González

2007.26.12 Ley de Memoria Histórica

Los pactos de la Moncloa en boletines oficiales

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ni tontos ni marxistas

 

NI TONTOS NI MARXISTAS
o el pollo de Pitigrilli:
Si yo me como un pollo y usted ninguno,
comemos medio pollo cada uno



I.

¿Se han dado cuenta de que en las tertulias de la Ser y de Tve y en los editoriales de El País y diario Público nadie usa la palabra capitalismo? Capitalismo es tabú sustituido por placebos como sistema económico, ocedeé o economía mundial. Dices capitalismo y te señalas como rojo o subversivo, marxista o comunista.

El comunismo era y es una hermosa utopía realizable (como socialdemocracia o comunidades de base) que nada tiene que ver con el socialismo ‘real’ que conoció el siglo XX, y con el que quieren quitarnos las utopías. Al capitalismo, que históricamente sólo ha practicado la democracia y el voto cuando la dictadura y la tortura no le han hecho falta, le quitas sus plusvalías y entonces da su verdadera cara: o vuelve a las andadas del golpismo (contra Cuba o Chile) o exagera su propaganda (como hizo contra la Unión Soviética). Quien defiende la democracia de fachada de Israel y Estados Unidos y de sus voceros (Onu, Otan, Unión Europea), defiende el capitalismo, aunque critique sus excesos. Otra nota llamativa de las tertulias sobre la ‘crisis’ es la dormición del análisis desde el primer diagnóstico, sustituyendo los parámetros económicos por calificativos sacados del catecismo. Así, la ‘crisis’ es culpa de la ‘avaricia’, ‘codicia desmedida’ o ‘ganancias excesivas’ de unos pocos ‘sin escrúpulos’, lo que conduce no a un cambio estructural o de modelo económico, sino a una reforma moral. ¿Lo van pillando?

Marxista llamamos a un modo de ver el mundo que arranca de la crítica del capitalismo puro, del capitalismo en sí, del capitalismo intrínseco, no del capitalismo malo porque haya algún capitalismo bueno. Para ser marxista (muchos lo son y no lo saben) basta ver la doble alienación y fetichismo del trabajo como mercancía y del dinero como plusvalía. Lo decía mejor Machado: no ser un necio que confunde valor y precio. Todo trabajo, en tanto “explotación del hombre por el hombre”, es injusto. Trabajar o dar trabajo es como la propina, que envilece a quien la acepta y a quien la ofrece. Si hubiera trabajo justo, habría salarios justos y, si fueran justos los salarios, ¿cuál sería el beneficio? Beneficio: lo que va del valor de uso hasta el valor de cambio del trabajo como mercancía, eso que en el mercado capitalista, y con la vaina del salario y del trabajo justo, no se ve. Se ve en las películas de romanos y en el siervo de la gleba de los viejos libros de texto, donde unas lecciones más adelante nos estaba esperando el soberbio lema de libertad, igualdad, etc.

No contento con la alienación del trabajo, el capitalismo multiplica el fetichismo del que ya era poderoso caballero don dinero, y lo echa al ruedo a pelear con el trabajo. Primero, ambos mundos, trabajo y dinero, se pintan como inmutables, mundos que fatalmente tienen que ser y son, lo cual es tan injusto como mezclar a César con su esclavo o al cliente con la puta, y decir que la suma es igual a dos. Después, y para corregir el brutal fatalismo que nos divide por cuna y herencia, el sistema (que, como el del anuncio, no es tonto) nos propone algunos modelos o excepciones: el espabilado, el trabajador, el aplicado, el pelota o el trepa. Siempre hay quien estudiando llega, siempre a alguien le toca la lotería, siempre alguno sale del arroyo para que los demás crean que es posible “remando llegar a buen puerto”, como decía el Lazarillo. Tendríamos que coger la escopeta y tirarnos al monte. No lo hacemos porque la vida es breve y el pensamiento, débil. O vil: cuando alguien acanalla nuestra sobremesa con zancadillas de mira quién habla, con lo bien que vives, o qué haces tú por arreglar lo que criticas tanto. Si usted resiste el juego sucio y no cae en las trampas de la fe, si no mezcla su conciencia con la mala conciencia y no hace de su vida una cruz de las de tómame y sígueme (a una oenegé tipo Gandhi o Teresa de Calcuta), es probable que usted sea un desagradable marxista.

Y no se trata de haberse leído El Capital, de predicar marxismo ni plantearse la vigencia del marxismo. Tampoco hemos leído a Darwin ni está ‘vigente’ Darwin, y todos somos darwinistas. Ni a Galileo hemos leído, ni falta que nos hace para creernos el Sistema Solar y la humildad de la Tierra. Podrán no gustarnos Darwin, Freud o Marx y sus teorías, pero ¿es que hay otras? ¿Hay otra explicación del eslabón perdido y de lo que nos parecemos a los orangutanes?, ¿o de las neuras que habitan en nuestro fondo oscuro? ¿Hay alternativa al axioma marxista de que la riqueza, como la energía, ni aumenta ni disminuye, simplemente se reparte?

II.

¿Dónde cree que va el emprendedor que se cree empresa que contrata y que crea puestos de trabajo? Vamos a suponer que el tal emprendedor ignora que sin explotación no hay beneficio, y que él, ingenuamente, lo que quiere es no explotar a nadie demasiado. (La explotación, como la lluvia en la infancia de Borges, sucede siempre en el pasado.) Vamos a suponer que el emprendedor quiere salvar patrias creando puestos de trabajo. (Aunque más gana un depredador de la Bolsa en solitario, que un empresario industrial que tiene que abrir fábricas y bregar con sindicatos.) Vamos a suponer que no cuenta el dinerito previamente acumulado, la herencia de papá. Y vamos a suponer que no cuentan quienes, como autónomos o funcionarios, dan por buena una explotación ‘razonable’ de sus personas a cambio de no explotar a nadie y de unos ingresos a la altura de sus gastos y necesidades: cuando has visto la mierda debajo de la alfombra, estás viendo mierda todo el día.

¿Y qué pasa con la dichosa ‘crisis’? Para el mundo del trabajo, que es quien la paga, las trampas del capitalismo duran lo que duran las vacas gordas: mientras el sistema reparte, la mentira funciona. Para el mundo del dinero, que es quien gana, resulta compatible poner a parir lo requetemal que va todo (catastrofismo del PP) con sacar beneficios de los expedientes de empleo. Cuando cunde el miedo, el sistema parece el menos malo posible y el consuelo político es que se puede votar y cambiar (¿al PP?).

III.

Este artículo no va en lenguaje coeducado. El capitalismo es machista y patriarcal y no mueven molino las cuatro yupis mujeres que se apunten a competir con el varón: seguro que, como todo, lo harán mejor que él. A unas y a otros les damos la razón de sobremesa. De sobremesa sí, pero los dos sabemos que la revolución que hasta ahora ha sido la revolución contra la pobreza, en el futuro será, está siendo ya, la revolución contra la riqueza. Algún día presentarse como un héroe del dinero dará el mismo pudor que eyacular precoz, no reciclar la basura o contar chistes machistas. Un corredor de Bolsa será un ludópata y ¿un hombre de negocios? ¡Qué vergüenza!

De momento, en vacas flacas, están empezando a caer algunas nóminas de escándalo. Pero hay otras nóminas, señor Ministro. Ni tontos ni marxistas, la riqueza ni aumenta ni disminuye, simplemente se reparte. Y de qué forma. Hay que volver a Bertolt Brecht.

 

 

CONTRA LA REVOLUCIÓN
Apostillas a Ni tontos ni marxistas


Sostiene un buen amigo que “las revoluciones no engendran más que una reposición de caras nuevas que indefectiblemente se tornan en viejas”.

1.
Que Carlos Marx cayera en el tópico de la revolución no quiere decir que caigamos nosotros. Marx era militante e imaginó una revolución parecida a las revoluciones que él conocía o había estudiado: violentas a la francesa de 1879 y de otras revueltas que vinieron después. Para ridiculizar al marxismo, la historiografía dominante se burla de lo que fallaron las predicciones de Marx: que el proletariado iba a ser el soporte de los tiempos nuevos y que la revolución empezaría por el país más industrial y, por tanto, más fuerte en clase obrera, que era Inglaterra. Pero la chispa de la revolución no saltó en la Inglaterra obrera de Dickens sino en la Rusia campesina de Tolstói, y desde 1917 las barbas de Marx junto a las de su inseparable Engels se funden con Lenin y luego con Stalin en la foto de un siglo que no han parado de vendernos: o países libres o dictaduras comunistas, es lo que hay. Y lo que hay ‑ya sin Soviética‑ es un capitalismo que presume del fin de la Historia y de no tener rival fuera del terrorismo internacional contra el que siguen haciendo falta bases de Rota, marines y Sextas Flotas, como querían demostrar.

Para llegar aquí, el capitalismo ha jugado su única carta, que es pura propaganda: el dinerito que se cree uno que va a ganar. Esa tabla de salvación individual fue el efecto Muro sobre la gente del Este y está siendo el efecto Miami sobre la conciencia de Cuba. El experimento social, llamémosle el socialismo, fue y es imposible en un solo país, la aldea gala frente al César. La Internacional y Trotski lo sabían. Che Guevara lo vio venir: socialismo en un solo país sería como ir de bufé libre y a fondo común un grupo solidario rodeado por tiburones, gorrones y escaqueados.

2.
El artículo Ni tontos ni marxistas quiere evitar el Marx militante y el supuesto Marx del Telón de Acero. Ni tontos ni marxistas quiere volver al Marx estrella de luces que no todos tienen, al Marx que nadie ha rebatido. Después de Marx, la Economía es administración y recursos humanos; la Filosofía, una asignatura y una historia del pensamiento; y la Historia (también la del Arte), una mentira desvelada y un presente que se puede cambiar.

Quien piensa que “las revoluciones no engendran más que una reposición de caras nuevas que indefectiblemente se tornan en viejas”, aparte de que olvida que la Historia no avanza en circular sino en espiral, coincide con la duquesa que se niega a compartir sus joyas y sus tierras con la criada y los jornaleros. Total: si la criada (con esa pinta) no va a saber lucirlas, y los jornaleros (con esas manos) no van más allá del terruño y la taberna. Ya sería algo que criadas y jornaleros de la duquesa (siglos, por siglos) estuvieran unos añitos al frente del cortijo y pudieran decir: “las revoluciones no engendran más que” etc.

Pero íbamos a no hablar de revolución ni de de política, proyecciones de futuro no hagamos ninguna, que luego nos acusan de utópicos o de violentos. Hablábamos de que al presente o con ‘la crisis’ los tontos tienen que hacerse más los tontos. Y los marxistas.

3.
Pongamos por caso a la Ministra que va y dice que atrasar la edad de jubilación responde a la demanda de una tercera edad que quiere seguir siendo útil y joven. O pongamos reflotar astilleros y aeronáuticas civiles a base de barcos y aviones militares. No sólo debo aceptar (no lo acepto) que el carísimo ejército de mi país mate a personas, sino que encima tengo que depositar en las fuerzas armadas (y que me perdone esa tropa de necesitados y malos estudiantes) valores patrios más elevados que los míos. A la enseñanza nunca nos sacan el doce de octubre.

¿Te imaginas combatir el paro trabajando todos menos horas, menos días y menos años para que todos trabajen? ¿Te imaginas que, como se fija un salario mínimo, se fija un salario máximo y un máximo de renta y patrimonio por persona? ¿Te imaginas que se legisla un cuerpo único de Seguridad del Estado que unifique instalaciones, sueldos y jerarquías de ejército y guardia civil, policía nacional y policías locales, protección civil y bomberos? ¿Sería un mal patriota quien eso pidiera? ¿Atenta contra los sindicatos que Comisiones y Ugeté compartan (ya que casi todo lo comparten) una sola subvención? ¿Va contra la democracia que la Jefatura del Estado vaya pasando poco a poco del Rey al Presidente del Gobierno? ¿Te imaginas?

Yo sí me imagino. Mejorarían las cuentas del Estado y la salud moral de los telediarios.

Y sin hacer la revolución. Cuestan sangre las revoluciones, manchan mucho las revoluciones y a estas altura ‑francamente‑ dan pereza.

[Sospecho que además es lo que están deseando: que hablemos de la revolución.]

 

Daniel Lebrato, WordPress, 25.02.201

 

 

PARTIDOS Y ACCIÓN POLÍTICA. UNA REFLEXIÓN

PARTIDOS Y ACCIÓN POLÍTICA. UNA REFLEXIÓN

 

Los partidos tuvieron su siglo 20, las oenegés no salvarán el 21. La acción política, el compromiso social, la militancia y seguimiento de las ideas tienen que dar un giro definitivo en la dirección humanista de enormes sociedades de derechos. “Hábeas Corpus” contra “Razón de Estado”. La modorra convenida de la política estadounidense está haciendo aguas –quién lo diría– por la parte más débil: los presos (de Abu Ghraib o de Guantánamo). La llamada “ejemplar transición española” la están poniendo en evidencia no los partidos de izquierda (unida o desunida) sino los muertos (de la memoria histórica). De izquierdas es aglutinar proyectos como puños, denuncias de valor universal, iniciativas que satisfagan el altruismo cósmico y no utópico que nuestra cabeza concibe.

 

1.       Recordemos la detención de Pinochet. Supongamos que Saddam Hussein llega a declarar ante el Tribunal de la Haya. Imaginemos que prospera la Plataforma Juicio a Aznar. Ante esas pasiones de jurisdicción universal, campañas y elecciones como las pasadas europeas carecen de emoción.

2.       Europa es una vergüenza que debería sonrojarnos. Con el consentimiento de prensa y clases medias, la clase capitalista europea mantiene su bota en Israel y en todas las botas por donde sangran la explotación y la plusvalía. Exportamos de todo menos igualdad, libertad o fraternidad. Sin embargo, nos dice el tonto del voto en el telediario: en Israel hay elecciones, Israel es una democracia. Y en nombre de la democracia se modifican los mapas y el Macabbi de Tel-Aviv juega ligas europeas contra el Madrid o el Barcelona.

3.       Seguimos en la antigua Grecia. Lo que llamamos democracia es sufragio y reparto entre iguales o casi. Berlusconi hace berluscona a la sociedad que lo elige. Francisco Camps se revalida con sus votos. El envilecimiento de Israel, Italia o Valencia es un Dios los cría y ellos se juntan: el gobernante es uno de los nuestros. Lo dijo el vicepresidente Guerra cuando puso despacho a su hermano Juan: ¿es que ustedes no harían lo mismo?

4.       Después del Muro de Berlín y después del Once Ese, malos tiempos para partidos y sindicatos de izquierda. La derecha quiso (y en ello está) cantarnos por oenegés, voluntaristas maneras de un mundo sin bloques comprometido, consciente, solidario y ecológico. Qué bonito. Qué bonita Greenpeace y qué vistosas las acciones de cuatro profesionales para salvar el Planeta. Qué bonitas Unesco, Fao y Unicef.

5.       Pero en esto que llegan las elecciones y las oenegés, haciendo por una vez caso a su apellido (no gubernamentales), no pueden presentarse. Todos los días del año pensando en claves de oenegé, llegan las urnas hay que votar a partidos. Para sacar del baúl o de la uci a los políticos (se lleva hablar mal de los políticos), los medios dan en primera noticias de campaña con personajes secundarios o montan debates cara a cara entre los dos grandes líderes para fomentar el bipartidismo que ningunea a las minorías. El tercer truco consiste en quien no vote, que no se queje, como si semejante farsa fuese la única manera de civismo o ciudadanía. Votemos pues, que más pasadas están las monarquías, y aquí estamos, en el Reino de España; más rancios son sires y lores, y ahí que siguen con su Cámara frente a los Comunes. Votemos pues, que en democracia el abstencionismo es plácida marca del bienestar, se suma al ganador, y santas pascuas.

6.       Sobre el tapete de las promesas, la ciudadanía debería hacerse (se está haciendo ya) la ingenua. La Declaración Universal de Derechos Humanos se puede volver contra su propia palabrería. Oiga, que aquí pone que tengo derecho a una vivienda. Mire que tengo derecho a un trabajo digno. Los medios de comunicación permiten en cualquier parte una conciencia irrenunciable. Igual que nuestra gente de la Eso dice al profe: no me toques, que te denuncio por malos tratos, el subsahariano que baja de la patera aterido y muerto de hambre dirá al guardia de turno: sin empujar.

7.       Si en Occidente lo suyo es hacer que los derechos escritos se reflejen en la vida real, en otras partes, en el Islam político (tomo la expresión de Orhan Pamuk), es justamente al revés: hay que ir contra el pie de la letra escrita, contra escrituras que todo lo tienen regresivo, regresiva la Sharia, regresivos los barbas imanes que interpretan la Sharia, regresiva la vuelta a los polígamos pastores de ganado.

8.       Nada es gratuito. Fomentando una religión se fomentan todas (política de cuotas) y a imagen del Islam, la Iglesia y otras iglesias se han revalorizado. El engreimiento del PP y de la Conferencia Episcopal bebe de cuotas de poder que está en la alianza de civilizaciones: quien pierde es el laicismo. Tomemos la defensa de la vida y alrededores, ese imaginario colectivo de hijas de familia al sexo a tope que, con píldora del día después y ley de aborto, matarán a sus criaturas. O tomemos el caso Marta del Castillo, todos somos Marta y queremos el endurecimiento de las penas. Sin olvidar que sigue habiendo muchísima víctima del terrorismo. Esa carcoma, de colegios privados y pijos de trajes regalados, es la que se ha volcado en las urnas en las últimas europeas. Vistos los resultados, hay Psoe para rato.

9.       Frente a las consignas pro vida o pro libertad, lo mejor es hacernos los tontos o los listos, creernos lo que quieren que nos creamos: que vivimos en un país libre y en el mejor de los mundos. Un país libre (y democrático) no puede consentir la enseñanza en colegios privados o concertados que imparten doctrina contra el Estado; y lo religioso podría ser lo de menos: lo de más son los cuatro idiomas y los cinco másteres que unos harán y otros no harán jamás. En un país libre (y coeducado) no se puede consentir que, por razones las que sean, las muchachas se tapen y sus hermanos no. Un país libre (y solidario) no toleraría la mendicidad, nadie hurgando en los contenedores. Un país libre (y justo) no puede enterrar, con Bolonia o sin Bolonia, el principio que tanto costó ganar de igualdad de oportunidades. Un país independiente no depende de lo que diga Obama de Oriente Medio, Corea, Cuba o Guantánamo. El nacionalismo integrista tiene razón: una España grande y libre no puede consentir banderas distintas a la grande y libre, como pasa en Rota o en Gibraltar.

10.  Izquierda Unida o quien ocupe su lugar en la izquierda ya podría (porque se puede, porque no cuela la vieja amenaza del golpismo en los cuarteles): impulsar el Juicio a Aznar; impugnar la cacareada transición española, lo que incluye revisar históricamente lo que fueron los Pactos de la Moncloa, denunciar la Constitución Española, redactada bajo presiones militares, actualizar los acuerdos con la Santa Sede que no se mueven (con ventaja para la Iglesia) desde 1979. Izquierda Unida o quien sea ya podría denunciar la Ley Electoral y la Ley de Partidos, exigir que se cumpla con cargo al presupuesto la Ley de Memoria Histórica y proponer la jubilación de la Monarquía, contraria a la igualdad. La izquierda debería encender debates sobre: separación Iglesia Estado, desarrollo y leyes para un laicismo definitivo, por una escuela pública y única; descolonización de Ceuta y de Melilla, Gibraltar español, Otan no, bases fuera; una España neutral en el concierto de unas Naciones Unidas reformadas, prohibición de la guerra como forma de resolver conflictos entre naciones o pueblos, la obligada vuelta a las conferencias mundiales de desarme.

11.  A la juventud que anda buscando salidas profesionales y está desorientada con la crisis hay que decirle: la humanidad necesita tres áreas de ilusión y de futuro y ninguna es precisamente la política ni el ejército: hace falta Derecho para defender la justicia, hace falta Medicina para mejorar la vida, y hace falta Enseñanza y Comunicación para entender lo que pasa. Y pasa que vamos hacia una sociedad de sociedades cada vez menos impunes. Todo se sabe y quien la hace la paga: torturar, contaminar, lo que usted hizo, jefe, en Auschwitz o en Tiananmen. Eso incluye la Guerra del Golfo y la cárcel de Abu Ghraib (quiera Obama o no quiera); incluye el muro y las matanzas en Palestina (diga lo que diga Israel) y, aquí en España, incluye reparar los abusos y la desmemoria del golpismo criminal de 1936 (les guste o no a Fraga y a Carrillo y diga lo que diga la familia de García Lorca). Tribunal de la Haya, Corte Penal Internacional, llámense equis o crímenes contra. A denunciar, a denunciar, hasta enterrarlos en el mar.

 

daniellebrato@hotmail.com, ZonaElTendedero.blogspot.com, 12.06.09

 

Tapadismo de ahora mismo

TAPADISMO DE AHORA MISMO

¿Por qué le llaman velo (islámico) cuando quieren decir tapadismo de género?

1. Velo pone en relación el velo islámico con un mundo de complementos (pañuelos, diademas) que en el Islam para la mujer no existe.

2. Aunque no estemos enganchados al mundo de la moda, en un mundo enganchado a la moda, el velo (islámico) podría entenderse como una opción más de moda, tocador o espejo, con prendas de poner y quitar libremente.

3. El velo (islámico) es parte de un sistema (signos codificados) de ropa y maneras de vestirse las mujeres: botones cerrados, el tapado en gimnasia y deportes, en playas y baños públicos, etc.

4. El velo (islámico) es parte de un sistema (signos codificados) de conductas tocantes a la vida amorosa y sexual de las mujeres: relaciones familiares y sociales, virginidad y casamiento.

5. La palabra tapadismo está libre y puede venir muy bien su uso para este fenómeno global que esconde o revela (según se mire) el velo (islámico). Tapadismo de género se basa, por simetría o similitud, en violencia de género, discriminación de g., integración de g., igualdad de g., etc.

6. En el Diccionario viene «tapada. (de tapar). Se decía de la mujer que se tapaba con el manto o el pañuelo para no ser conocida. tapadillo.2. m. desus. Acción de taparse la cara una mujer con el manto o el pañuelo para no ser conocida.» En América, tapadismo tiene que ver con la ocultación de intenciones o personas. Se usa en política.

7. Es curioso que la Academia da la tapada y el tapadillo en pasado y en desuso. Bueno sería que ahora por culpa de cuatro irresponsables manipulados por la Iglesia Católica tengamos que re-presentar (volver al presente) tan triste y castradora costumbre de tapar/taparse las mujeres.

 

ENCIERRO EN MUGARDOS

Mientras determinada prensa miente, diciendo que todo está en orden y correcto, y lo políticos mienten diciendo que REGANOSA cumple la normativa vigente, se presiona a los ciudadanos para imponerles una situación de alto riesgo evidente. Ante tantos abusos, ocultaciones y mentiras los ciudadanos no tiene otra opción que encerrarse indefinidamente en el Ayuntamiento de Mugardos con unas exigencias que cuando las leáis os indignarán y las compartiréis ya que a estas alturas no hay información a los ciudadanos, no se cumple la legislación vigente, el plan de seguridad únicamente lo deben conocer los políticos, y gentes afines, ...... todo lo cual contradice la normativa tanto española como europea.

Este es la convocatoria:

AO ALCALDE-PRESIDENTE DO CONCELLO DE MUGARDOS Como veciñas e veciños do Concello de Mugardos, afectados pola instalación da Pranta de Gas Natural Licuado, en Punta Promontorio, manifestamos o seguinte: 

1.- A nosa preocupación e indignación  pola desinformación á que nos vemos expostos sobre o Plan de Emerxencia Exterior aprobado o día 2 de xullo por Protección Cívil, homologado o día 10 pola Comisión Nacional e, finalmente aprobado polo Consello da Xunta de Galicia o día 19 de xullo.

2.- Que sendo veciñas e veciños dos mais directamente afectados queremos coñecer con exactitude o Plan de Emerxencia Exterior, citado no punto anterior.

3.-A nosa oposición á que sexa aproba a autorización definitiva de funcionamento para a Pranta de Gas Natural Licuado instalada  en Punta Promontoiro. Por todo esto, solicitamos da Corporación Municipal do Concello de Mugardos o seu apoio para que se nos concedan as entrevistas seguintes que por escrito temos solicitadas con:

1.-  D. Francisco Barroso Palomino, Director da Área de Industria e Enerxía de A Coruña, organismo provincial dependente do Ministerio de Industria que ten a competencia para aprobar ou non a autorización definitiva de funcionamento que Reganosa ten  que solicitar.

2.-   O Director Xeral de Protección Cívil de Galicia, competente sobre o Plan de Emerxencia Exterior. De igual forma comunicamos a nosa intención de iniciar, no día de hoxe, un peche con carácter indefinido na Casa Consistorial, ata que as nosas demandas sexan atendidas satisfatoriamente e en breve espacio de tempo.                                                                                  

 Mugardos, 23 de xullo de 2007

Plataforma de Veciños Cruceiro de Mehá

Asdo. Luz Marina Torrente

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

MATAR AL MENSAJERO

Para ocultar las mentiras y las ilegalidades que la Administración gallega (BNG y PSdeG) está consintiendo en el caso REGANOSA optan por intentar silenciar al Comisionado de catástrofes del 062 de Ferrol. Esta es su réplica.

Asunto: Con respecto al Comisionado de catástrofes del 061 en Ferrol y a los intereses politcos cruzados con el ejercicio de tal función.

A/A de la Consellería de Sanidade y del Gabinete de Comunicación de la Xunta: A raíz del desmentido de esta Consellería, refiriendo que no existe la Comisión de Catástrofes en el 061 de Ferrol, ni en ninguna otra localidad de Galicia, debo decir que evidentemente, con los nervios, NO se han informado bien antes de emitir el comunicado para desautorizandome, por lo que les adjunto los objetivos del Area Asistencial del 061 pertenecientes al 2007 por los cuales al personal asistencial se nos paga un plus semestral (en mi caso de 1.141 ¤) por hacernos cargos de las distintas Comisiones: Investigacion, Protocolos, Desa, Docencia, Farmacia, etc... y también CATÁSTROFES, por supuesto. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua los que forman parte de una comisión, o se encargan de ella, se llaman: COMISIONADOS. Y yo soy el COMISIONADO de Catástrofes de la Base del 061 de Ferrol. No me atribuí nada, sino que ese es mi cargo, esa es mi función.

Por tanto, decir que sí que existe tal comisionado aunque ha sido publicamente negado. Vean los documentos adjuntos, y verán en Objetivos del Area Asistencial 07, punto IV que dice:: "Se asignará una función específica a cada uno de los miembros del equipo asistencial en cada base en función de las necesidades del servicio y de los objetivos marcados por la Dirección de la Fundación.

Entre las funciones a MÍ asignadas como comisionado están :

-Acudir semestralmente a la reunión de la Comision de Catástrofes en Santiago por parte del personal responsable de catastrofes de cada una de las 7 bases.

-Preparar Simulacros (el año pasado hicimos uno con bomberos y otro en Pontedeume y colaboramos a organizar e implementar los 4 que se realizaron con el Concello de Ferrol y Protección Civil de Ferrol. Total 6)

-Impartir docencia (yo mismo impartí las clases a los Tecnicos de Transporte Sanitario correspondientes, entre otras materias, a Actuación frente a Catástrofes y Montaje e instalación del hospital de campaña)

-Mantener actualizados los arcones de material sanitario para una eventual catástrofe y que a tal efecto están dispuestos en la base asistencial del 061 de Ferrol, los cuales nos permiten enfrentar cualquier riesgo previsible para unas 15 posibles víctimas.

-Mantener actualizada y revisada la ambulacia de servicios VIP en lo que respecta a la caducidad de su medicacion y fungible, y mantener su completa operatividad en todo momento.

-Identificar situaciones portenciales de riesgo para incorporalas al plan de catástrofes del 061. Como prueba en el punto 7, pagina 15 del Documento digital adjunto, tienen la descripcion de mis funciones. Y asimismo les adjunto una hoja escaneada del cumplimiento percentual de mis objetivos del pasado año 2006 para la Comision de Catástrofes, por los cuales me pagan semestralmente la cantidad citada antes. Por último, decirles que cuando yo hablo de Reganosa hablo siempre en mi nombre, bajo mi responsabilidad y nunca en el del 061, porque sino lo haría vestido de uniforme y además pondría el logotipo 061 en cualquier articulo o carta enviada a los medios, cosa que nunca hice, ni haré. Por tanto, yo no me atribuyo nada -como dice La Voz de Galicia, a la que pido también que publique esta nota-, porque siempre he opinado a titulo personal y como profesional de emergencias que soy, pues no puedo obviar ser el que lleva la Comisión de Catástrofes del 061 en Ferrol (actualmente junto a otro compañero), porque ese es mi cargo y esa es mi función.

Y si aún tienen dudas al respecto, pueden llamar a la Base en el C. S. de Caranza y preguntar a cualquier compañero de los 16 que trabajamos en la UVI móvil de Ferrol. Por todo lo cual, les ruego una rectificación pública.

Fdo. Carlos A. Lareo Enfermero. Experto en Urgencias y Emergencias (-Titulo propio de la Univ. de A Coruña-). Comisionado de Catastrofes del 061 de Ferrol (que no habla en nombre del 061, sino a titulo individual)

CON TOURIÑO, PEOR QUE CON FRANCO

TOURIÑO INAUGURA A CENTRAL TÉRMICA DE SABÓN A PESAR DE NON TER AUTORIZACIÓN AMBIENTAL DA XUNTA   

Arteixo, 20 de xullo de 2007.   

A ampliación da central térmica de Sabón será inaugurada o próximo luns coa presencia do presidente da Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, e o Conselleiro de Industria, Fernando Blanco. Os veciños denuncian que a instalación non conta aínda con tódalas autorizacións da Xunta de Galicia, dado que están pendentes de contestación as alegacións presentadas por moitos veciños e a asociación ecoloxista Adega.

               A Plataforma pola Eliminación das Liñas de Alta Tensión de Oseiro denunciou tamén ante o Fiscal do Tribunal Superior de Xustiza de Galicia o procedemento polo que se otorgou licencia de ampliación a Unión Fenosa . Tras coñecer "por unha serie de casualidades "que as instalacións comezan a funcionar o luns, anuncian a presentación a semana vindeira dun escrito diante da Fiscalía denunciando a posta en marcha do ciclo combinado da central sin a correspondente autorización ambiental, certificación das obras realizadas e sin licencia de acividade.  "Para nós é moi grave  o feito de que sexa o propio presidente da Xunta  e o Conselleiro de Industria os que veñan  respaldar coa súa presencia unha ilegalidade", din os veciños de Oseiro. "Non respostaron ás nosas alegacións e agora veñen inaugurar sabendo que a central aínda non ten a autorización ambiental integrada, co cal non se pode poñer a funcionar" afirman desde a Plataforma, que tamén piden á alcaldesa de Arteixo,   Pilar Souto, que non acuda ó acto "para demostrar así a solidaridade cos veciños e o seu apoio decidido" As alegacións foron presentadas o pasado   mes de febreiro , e os veciños fundamentaban a súa oposición ó proxecto na proximidade da instalación a importantes núcleos habitados por preto de 16.000 persoas , en tódolos casos  a menos de 2 kilómetros, o cal vulneraría o artigo 4 do Regulamento de Actividades Molestas , Nocivas e Perigosas. Tamén se indicaba o altísimo nivel de contaminación que sufre xa a zona, onde se concentran ata 8 empresas consideradas como perigosas ou nocivas, ademáis da proximidade ó embalse do Rexidoiro , de onde se extrae auga para o consumo humano. A posta en marcha da central leva aparellada tamén o incremento das radiacións que soportan os veciños da Urbanización Sol e Mar, por onde trascorren 3 das liñas de alta tensión polas que se evacúa a enerxía que vai producir a térmica. "Para nós o funcionamento da central é  unha noticia terrible, xa que as liñas que ata agora apenas levaban enerxía va pasar a estar en permanente uso todo o ano as vintecatro horas do día. Esto supón unha auténtica traxedia, un incremento das enfermidades nos veciños da Urbanización a causa das radiacións electromagnéticas ", din os veciños. A Plataforma Veciñal lamenta que "mentras vemos como apoian a unha gran empresa, ós veciños deíxannos esquecidos. Nin a Xunta, nin o Concello, nin os partidos políticos apostan pola nosa saúde e os nosos dereitos"      

Plataforma de Afectados polas Liñas de Alta Tensión de Oseiro  

CONTRA EL TUTEO EN LAS AULAS

EL DEFENSOR DEL PUEBLO, ENRIQUE MÚGICA HERZOG, PROPONE ERRADICAR EL TUTEO EN LAS AULAS
para restablecer el respeto al profesor [20minutos.es] ó para acabar con la violencia escolar [ElPaís].
El Escorial, 25.06.07.

Ahora que el Defensor del Pueblo anda proponiendo acabar con el tuteo en las aulas como medida para combatir violencias y malos tratos, cae uno en la cuenta de que la Oficina del Defensor del Pueblo ya podría habernos defendido (y en su caso liberado)

-de quienes hurtaron al Pueblo y a la Constitución la consulta o referéndum sobre la forma del Estado, república o monarquía.

-de la Transición Democrática que todavía estamos pagando y de quienes la hicieron pasar por modélica, desde aquellos Pactos de la Moncloa de 1977.

-de quienes no han pagado lo que en Chile o en Argentina sí: crímenes de guerra y sangre aquí en España, más que amnistiados, amnesiados.

El Defensor del Pueblo ya podría
-defender los derechos de autodeterminación y de descolonización de los pueblos, contra un pasado insostenible centralista y colonial.

-denunciar las misiones de paz del ejército español, se disfracen de ONU, OTAN, UE, cascos azules o lo que sean, y la mercenarización del ejército.

Y aun con la milicia extrajera, el Defensor del Pueblo ya podría pedir que el ejército recupere para España las bases extranjeras y que libre las aguas de Gibraltar de banderas hostiles, de espías y de nucleares.

De paso, el Defensor del Pueblo ya podría pedir que se modifique la Ley Electoral que en la práctica roba la voluntad del pensamiento minoritario y crítico y se lo da en votos y representantes a PP y PSOE, que a él lo mantienen como Defensor del Pueblo, para que ahora venga diciéndonos cómo tenemos que dejarnos tratar en el aula.

Pero con todo y con eso, ya puestos a hablar de lengua, recuerde el Defensor

1º) que los tratos académicos han sido tradicionalmente de tú, por el latín, que desconoce el usted; que no por eso había menos respeto, y que a Fray Luis de León y a Arias Montano sus discípulos les hablaban de tú, tuteo de la universitas que compartían unos con otros,

2º) que en el aula la experiencia del usted es mala cuando se percibe en usted un distanciamiento que no gusta ni convence,

y 3º) que mejor haría el Defensor en defender el trato entre iguales y defender la igualdad y democratización del tratamiento, el derecho de la persona a tratar como es tratada, un poner: si a mí, el camarero, el taxista o el mecánico, me tutean, yo al cliente también lo tuteo.

La lengua española tiene que acabar con el clasismo y la desigualdad de tratamientos, reservando el trato desigual a razones afectivas, nunca oficiales ni de protocolo. A un abuelo lo mismo gusta que le digan: -Abuelo, qué guapo estás, ó -Abuelo, qué guapo está usted. Pero ni un español debe inclinarse ante su Majestad ninguna. Dignidad obliga.

Por la igualdad de trato dentro de la comunidad educativa. Por una comunidad marcada por la universitas, el espíritu de escuela y colegiales colegas desiguales entre iguales.

Contra la jerarquía del tratamiento y por la jerarquía del respeto y del saber.

daniellebrato@hotmail.com, 30.06.07

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres